Saltar al contenido

Qué es la fobia social y qué sintomas tiene

AnsiedadSocial.es

 

Todos hemos sentido en alguna ocasión esa sensación de inseguridad a la hora de interactuar con nuestro entorno pero si estás aquí lo más probable es que este tipo de ansiedad esté afectando a tu vida diaria.

¿Sientes ansiedad al llegar al trabajo? ¿Sientes vergüenza cuando tienes que relacionarte con tus compañeros, cuando tienes que pedir ayuda a un superior o cuando tienes que responder el teléfono? Ya sea en el ámbito personal, laboral o académico, el trastorno de ansiedad social (o fobia social) puede llegar a afectar de una forma muy grave e incapacitante a nuestra vida pero es posible controlar los síntomas y poder hacer una vida normal.

¨Alejandro es un chico de 21 años que estudia la carrera que siempre deseó pero lo que no esperaba era encontrarse con un infierno personal que le impide poder desarrollar su vida académica con normalidad.

Se siente incapaz de mantener contacto con otros compañeros, cuando se acerca la hora de las clases su cuerpo reacciona con taquicardias, temblores y malestar general pero lo peor para él son los trabajos en grupo. Muchas veces se planteó abandonar su carrera por su problema de fobia social pero sabe que así lo único que conseguiría sería agravar aún más el problema

Pero… ¿qué es el trastorno de ansiedad social y por qué se produce?

 

El trastorno de ansiedad social (TAS) también conocido como fobia social es un trastorno de la personalidad que provoca un miedo irracional a afrontar situaciones de interacción social. Nos sentimos juzgados constantemente por el exterior, algo que causa un cansancio mental muy intenso. La percepción que tenemos de nosotros mismos puede estar distorsionada y se tiene la creencia de que vamos a ser juzgados en cualquier situación en la que haya interacción.

¨En algunas ocasiones la fobia social se confunde con la timidez pero no siempre tiene por qué cumplirse esta regla ya que no todas las personas tímidas sufren fobia social e incluso existen personas aparentemente extrovertidas que también pueden sentir este tipo de ansiedad.¨

Las personas con este trastorno de ansiedad pueden ser incapaces de atender una llamada de teléfono, contestar correos electrónicos, mirar a los ojos, saludar a un vecino e incluso en los casos más graves, se sienten incapaces de salir de su hogar, ese lugar donde sabemos que no nos ocurrirá nada malo pero que provoca que cada vez sea más complicado superar la ansiedad social y puede provocar aislamiento y en el peor de los casos, exclusión social.

Es importante tener en cuenta que las personas con foia social son conscientes de la irracionalidad de sus pensamientos y de que esos miedos nunca, o en pocas ocasiones, llegan a hacerse realidad pero se siente una incapacidad tan fuerte para controlar el miedo y gestionar las emociones que desestabilizan nuestro verdadero yo impidiéndonos mostrarnos como verdaderamente somos.

Con el tiempo también suelen evitarse situaciones que puedan provocar esta sintomatología llegando a rechazar cualquier tipo de interacción con el exterior por lo que se puede llegar a desarrollar un trastorno de personaidad por evitación. Todo tiene solución pero si no se le pone remedio siempre  se puede seguir empeorando.

Hay dos grados definidos de fobia social, algunas personas pueden sentir ansiedad en momentos específicos pero pueden continuar con su vida sin que se paralicen por el miedo.

A esto se le denomina ansiedad social específica mientras que existen otras personas que sienten esa ansiedad tan intensa en cualquier situación en la que haya que tener interacción social.

Ya sea pagar en un supermercado, hacer gestiones varias, ir a un restaurante, hablar con tus compañeros o acudir a nuestro médico. Toda nuestra vida puede llegar a paralizarse por completo.

Es un trastorno que puede llegar a hacernos la vida imposible, a hacernos sentir que estamos en una cárcel de la cual no podemos salir. El miedo nos invade y nos paraliza y al mismo tiempo sentimos frustración por no poder salir de ese agujero.

Hay afectados que logran superarlo por si mismos con muchísimo esfuerzo,  es algo complicado pero depende del grado de fobia que sufra la persona. Suele ser un trastorno que acompaña durante toda la vida si no se trata a tiempo, depende sobretodo de la capacidad de la persona para afrontar los problemas y de factores externos. Los afectados pueden perder oportunidades laborales, parejas, amigos y lo más importante, cualquier oportunidad de vivir en paz. 

¿Cuáles son las causas de la fobia social?

Son varias las causas que pueden provocar fobia social, lo más habitual es que se inicie durante la adolescencia pero influye también nuestra personalidad y experiencias vividas durante la infancia. También es común en personas con una autoestima muy baja, en personas excesivamente perfeccionistas, en episodios depresivos o personas con rasgos de personalidad ansiosa.

Puede deberse también a un desajuste de los neurotrasmisores de serotonina, por lo que en estos casos suele recomendarse medicación pero esto no siempre es necesario. La medicación ha de tomarse bajo preescripción médica pero bajo ningún concepto tenemos que automedicarnos.

Las experiencias traumáticas durante nuestra vida, la sobreprotección familiar, la cultura familiar o la limitación de oportunidades de interacción social pueden provocarla.

Pueden ser muchas las causas y no siempre tienen por qué cumplirse todas e incluso puede que no exista ninguna explicación aparentemente razonable a lo que nos pasa. Quizás tengamos que trabajar más nuestra autoestima o incluso puede producirse en un momento puntual de nuestra vida.

Ahora que ya conocemos las causas… ¿cuáles son los síntomas?

Síntomas


Síntomas psicológicos

Pueden ser muchos los síntomas psicológicos del trastorno de ansiedad social (fobia) pero los más comunes son los siguientes:

  • Miedo a afrontar situaciones en las que podemos ser juzgados
  • Temor intenso a interactuar o hablar con desconocidos.
  • Temor a que los demás se den cuenta de que sufrimos ansiedad.
  • Miedo a que aparezcan síntomas físicos como temblores, taquicardías, ruborizarse, voz temblorosa, etc...
  • Dejar de hacer actividades de las que disfrutamos por no coincidir con alguien.
  • Evitar situaciones donde puedas ser el centro de atención incluso aunque puedas salir perjudicado. No te sientes capaz de soltar palabra.
  • Incapacidad para mirar a los ojos mientras se habla.
  • Sentir una ansiedad anticipatoria antes de cualquier evento incluso varios días antes.
  • Sentir agotamiento mental después de pasar varias horas sociabilizando y sentir una fuerte necesidad de aislamiento.
  • Analizar tu comportamiento después de haber interactuado con alguien buscando errores que para los demás son imperceptibles.
  • Pensar que siempre va a producirse una catástrofe social en la que nosotros seremos el protagonista.

Muchas personas pueden sentir ansiedad en situaciones específicas desarrollándose perfectamente en cualquier otra situación.

Síntomas físicos

Pueden ser muchos los síntomas físicos que delatan nuestra fobia pero los más comunes y molestos son los siguientes:

  • Sudaración excesiva
  • Taquicardias
  • Temblores
  • Ruborizarse con facilidad
  • Malestar general
  • Mareos frecuentes y dolor estomacal
  • Dificultad para respirar
  • Tener la necesidad urgente de orinar
  • Incapacidad para articular palabras
  • Desmayos
  • Músculos agarrotados

Los síntomas de la fobia social pueden variar con el tiempo. Pueden aumentar ante situaciones de estrés o situaciones traumáticas o aparecer sin una razón en particular. Existen muchas subidas y bajadas por lo que no siempre se cumplen todos los síntomas ni todas las personas los sufren por igual.

Si te ha gustado el artículo te invito a que visites mi artículo con cinco consejos para controlar a fobia social y a que lo compartas en tus redes sociales y ayúdanos a que se conozca este trastorno. Sigue atento porque iré publicando nuevos e interesantes artículos. Desde conceptos relacionados con la fobia social, hasta recursos, consejos para aprender a convivir con la fobia y entrevistas con afectados.

Además puedes compartir con nosotros de manera anónima tu experiencia para que entre todos podamos ayudar. El aislamiento nunca es la solución.

RelatedPost

  •  
    4
    Shares
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.